jueves, 20 de mayo de 2010

INMUNE

No me busco,
no me encuentro.
No hay nada ahí,
nada hay fuera.

No estoy muerto,
-siento la sangre viva
cómo fiera me nutre-.
Siento calidez tierna.

Estoy muy adentro,
profundamente prendido.
Ahí resido y respiro.
Inmune.

Está muy oscuro:
negra oscuridad sin velo,
pero mis ojos,
están iluminados,

y te miran.

1 comentario:

  1. Sencillo pero profundo poema, me gusta.
    {^_^}SILVI

    ResponderEliminar

Trata a tu prójimo como a ti mismo. (Jesús de Galilea)